ESCAPE YOUR WORLD | La Edad Media permanece viva en este lugar, ¡conoce Rothenburg!

ESCAPE YOUR WORLD | La Edad Media permanece viva en este lugar, ¡conoce Rothenburg! | Castellamare MX

Tan pequeño como es Rotemburgo, la abundancia de sitios históricos, museos, iglesias, monasterios y monumentos es imperdible. Alemania demuestra ser como un cuento de hadas de castillos reales, paisajes magníficos y por último pero no menos importante, delicias culinarias. En Rothenburg, los sentimientos nostálgicos también se pueden sentir durante una visita a la Aldea de Navidad Käthe Wohlfahrt.

¡Te presentamos los mejores sitios para conocer en esta pequeña ciudad!

Weisser Tor

La Torre Blanca es la primera que encontramos después de entrar en la ciudad, ya que es la puerta de entrada en la muralla interior, y de la que sólo se conservan las puertas. Es del siglo XII y junto a ella se encuentra lo que fue en el pasado el Salón de Baile de la Comunidad Judía.

Burgtor

Esta puerta es la Puerta del Castillo y se construyó tras el terremoto de 1356 que destruyó el mismo. Desde entonces el que quería salir de la ciudad por la noche tenía que presentar una autorización del Consejo y entonces se le abría el Ojo de la Aguja, una delgada abertura por donde podía salir de Rothenburg, y así evitar tener que abrir la puerta principal, lo que era más arriesgado para su defensa.

Galgentor

Es la Puerta de la Horca ya que detrás de ella y en dirección a Würzburg se encontraba el Campo de las Cabezas, en el que hasta principios del siglo XIX se encontraba la horca. 

Klingentor

En esta torre de más de 30 metros de altura había una caldera de cobre que la convertía en una torre de agua, y desde allí abastecía a las fuentes de la ciudad.

Markusturm y Röderbogen

Este rincón que forma la Torre de San Marcos y el Arco de Röder junto con su torre y reloj son del siglo XII y fueron parte de la primera muralla. Este rincón es también uno de los más fotografiados de Rothenburg.

Spitaltor

El Bastión del Hospital es la defensa más nueva que se construyó en la ciudad (siglo XVI), tiene forma de ocho y consta de 7 puertas consecutivas, un rastrillo, un puente levadizo, un gran foso, un camino rodeado de cañones, dos patios interiores, un hospital y una iglesia.

En la entrada al bastión hay una inscripción que dice: “Paz a los que entran, salud a los que salen”.